viernes, 24 de junio de 2016

Mi visita al mar.

Fueron unas merecidas y bellas vacaciones.

El sol en mi rostro, la sal en mi cabello y nada más que mariposas en mis bolsillos. Una semana muy disfrutada aunque muy corta. Sin embargo, quiero que sepan una cosa: me recargó las pilas al 100%.

Aprendí lo que significa vestir con menos tela. Aprendí lo que significa hacer nuevos amigos. Aprendí lo que significa desear con todas las ganas retorcer el cuello a un par de personas. Y aprendí lo que significa disfrutar de verdad de la creación.

Regreso con más ganas de trabajar y viajar a través de mi espejo lo más animada posible. Para empezar, visitaré a mi gran amigo el cine después de varios meses. Veremos que me tiene preparado.

Tengan también ustedes unas inmejorables vacaciones!!

martes, 7 de junio de 2016

Viajes locos por la fuente de espejo

Mientras le doy una curadita a mi herida -porque sepan ustedes que me corté mi dedito-, tengo tiempo para reflexionar en la imagen que ronda mi cabeza.

Esta era una paloma que estaba bañándose en la peculiar fuente -dejaré que su imaginación le dé vida y forma a esta fuente, aunque el nombre de este blog les dará una gran pista-, cuando ve venir a su comadre, paloma también, a refrescarse junto a ella.

--Hola comadrita, ¿cómo ha estado?

--Nada mal comadrita, nada mal. Ya hace tiempo que no nos veíamos, ¿verdad?

--Pues yo vengo a diario a bañarme comadrita, ¿usted cada cuando viene?

--Ejem... tal vez vengo a otra hora diferente comadrita... oiga, ¿ya vio al palomito que está en el techo de aquel edificio? Muy guapo, ¿no cree?

--Tiene razón comadrita, tiene razón...


AUCH...!!!! Me distrajo el ardor del alcohol sobre mi herida.


En fin, el par de comadritas palomas no dejaban de alabar la belleza de aquel palomo. Quien ni se inmutaba de aquel par de aves. Hasta que se percató que el vecino gorrioncito pecho amarillo se acercó a ellas y comenzó a molestarlas:

--No se alejen bellas damas, que conversar es mi único propósito.

--Con usted no tenemos nada de que hablar vecino, bien sabemos cómo se las gasta usted...


Valiente el palomo movió sus alas directo a ellos con el propósito de atacar al gorrión con su ya tan conocido sistema de defensa. Lo que no esperaba aquel palomo es que el gorrión sabiendo lo que venía se hizo a un lado, logrando que la munición dirigida por calor se estrellara contra las pobres comadritas.

Así que a carcajada suelta, el gorrión se fue, y con más que vergüenza el palomo también.

Aquel par de bellas aves tuvieron que hacer de su tiempo otra hora más para limpiar las municiones de sus bellas plumas...


Creo que mi dedito a quedado listo, aunque sé que dolerá un par de días más.






jueves, 2 de junio de 2016

En busca de la libertad

En el pequeño invierno de la oficina, mis meditaciones fueron más que profundas hoy. Mis amigos twiteros son testigos. Cuando algo llega a sobresalir en mis relaciones interpersonales, suele traer como consecuencia un torbellino de sentimientos y pensamientos en mi tan quieto ser. Ajá...


Bien me han dicho tanto mi confidente más sincero como mi terapeuta, tengo una extraña relación con un ser humano que no deseo mencionar aquí. Sin embargo, puedo decir con certeza que efectivamente vivo a su sombra. Se mueve, me muevo. Se ríe, me río. Se perturba, me perturbo...


Y ya tuve suficiente.

Es como si yo fuera rapunzel atrapada en esa torre que no me deja ser yo misma. Que no me deja expresarme, sentir, disfrutar y aprender por mí misma. Custodiada por mis terribles miedos expresados en un dragón lanza fuego. Ya lo dijo Dupeyron.

Y ya tuve suficiente.

Así que, sé que habrá varios que me dirán "¿no te lo dije ya hace mucho tiempo?", pero hoy he decido por fin, de una vez por todas, salir de la torre, domar el dragón y caminar por mis propios pies a lugares que ellos me lleven. Dejaré que por fin la luz del sol me ilumine y me dejaré llevar por mis propios años de experiencia y nuevos aprendizajes que yo considere que son para mi crecimiento.

Será un trámite importante, tal vez duro y puede que tarde un poco... pero no tanto como los 30 años que llevo en mi torre. Valdrá la pena el esfuerzo.

Por que ya tuve suficiente...

martes, 31 de mayo de 2016

Mi estilo

Hoy, como otros días, mi sentido de autoestima gritaba a los cuatro vientos que la dejara declararse por unos cuantos minutos. Así que le di oportunidad.

Mientras caminaba junto a mi amiga por los pasillos de la institución en la que trabajo, comencé a caminar ligeramente sexy. Digo, no quería hacer ver menos a mi amiga y, por supuesto, tampoco quería verme vulgar. Autoestima ON...

Todo iba perfecto, habría sido mejor si me hubiera puesto tacones, pero me sentía bien. Claro que mi caminar no era para impresionar a ese par de jóvenes guapos que caminaban hacia nosotras... claro que no. Ejem...

Así que me llegaba el momento, casi pasábamos junto a ellos, cuando de pronto mi amiga voltea a verme y muy inocentemente me pregunta:

-¿Por qué cojeas?


viernes, 27 de mayo de 2016

Espejo renovado

Aquí estoy… dando señales de vida después de tanto tiempo. No os preocupeís.

¿Quién diría que un día no tendría nada más que contar? ¿Nada más que compartir en mi blog? De allí mi ausencia. Tanta red social –que no creí fueran tan poderosas-, demasiada rutina – que tampoco creí que fuera tan poderosa-. Eso sí, no soy la misma de antes. He aprendido tanto en este tiempo. He aprendido qué cosas son las más importantes en la vida… y sin embargo he comprado una paleta de sombras que me costó una semana de sueldo. He aprendido a pensar dos veces el camino que quiero seguir… y sin embargo paso tardes viendo caricaturas. Cuido más mi salud y figura… pero acabo de llenar mi blusa de chocolate.

Pero sigo sin ser la misma.

Mis viajes al mundo del espejo son cada vez más lejanos y curiosamente más extraños. ¿Creerán que he ido al futuro? Sí, he sido una cyborg. ¿Creerán que mis mascotas murieron allá? Sí, y les lloré lágrimas de caramelos. ¿Creerán que allá soy mamá? Sí, y mis hijos huelen a helado de vainilla. Quisiera volver a contarles mis viajes a ese maravilloso mundo. Prometo darme el tiempo.


Pero aquí sigo… aquí estoy… 

oh mira! Pastel!!!!

jueves, 3 de julio de 2014

Talleres y embarazadas


Estoy aquí sentada en el comedor de mi amiga, en una de esas ocasiones en que yo he llegado primero a su casa que ella misma. Fue cuando entre ruidillos de pájaros, perros y grillos, el sonido lejano de una Televisión prendida y muy a lo lejos el murmullo de autos pasando por la avenida a gran velocidad, decidí que ya era hora de desempolvar un poco este blog.

Voltee sobre mi hombro izquierdo y noté que mi amiga tenía un espejo, de esos de cuerpo completo, así que me acerqué a él e intenté atravesarlo, y casi lo logro, cuando  el saludo de la mamá de la casa me sobresaltó:
-hola- me dijo, -Panchita no tarda en llegar-.

Panchita me va a escuchar por dejarme aquí esperando, pensé. -Si, gracias- contesté.

Me volví hacia el espejo y poco a poco logré pasar hacia el otro lado, sobresaltandome inmediatamente después de haber llegado al otro lado. Mi auto estaba allí, nuevecito en pintura y pequeño como me gustan. ¿Será mío? Pensé. Claro que era mío!!!! Y no lo podía creer.

Me subí a el con todo el cuidado del mundo, cerré la puerta y lo encendí... Aaaahhhh que sonido tan más deleitable. Metí velocidad y comencé a andar por la calle, con gran emoción y nerviosismo. ¡Al fin tenía coche y era solo mío! Era un sueño...

Al llegar a la primer intersección de mi trayecto avancé con tal emoción que no me permitió medir la distancia del auto que venía... pero ya no había vuelta atrás, estaba allí parada viendo como aquel auto se acercaba a mi a gran velocidad y ENTONCES...

-hola!- dijo mi amiga despertándome con un gran susto- Perdón por llegar tarde pero ya estoy aquí, y habrá que ponernos a trabajar en esos adornos para el baby shower de Margarita... Oye, acaso estabas dormida?
-claro... que no. Ejem- dije mientras limpiaba mi pequeño río bucal- estaba oliendo la mesa.

ok- dijo ella no muy convencida- empecemos pues. Oye y cuando sale tu coche del taller?

Espero que nunca.

sábado, 20 de julio de 2013

Esto definitivamente no fue un viaje a través del espejo

La fotografía es la mejor amiga de la memoria, al menos de la mía. De no ser así, ¿cómo podría convencerme a mí misma de que realmente tuve tal viaje?


Yo: De verdad!!!! Subí a un avión por primera vez en vida para viajar hasta otro país!!!!!
Mi misma: Por favor. Lo más lejos que vas es a la Wal Market que está a 10 minutos, ¿realmente esperas que te crea que estuviste en otro país?

Yo: De acuerdo, tengo fotografías que lo demuestran.

Mi misma:  :O

Yo: U.U


Efectivamente, pasé toda una semana en otro país, disfrutando de un lugar muy bello: San Francisco, California.
¿Sienten como la envidia sube por sus venas y explota en sus neuronas? ¿Acaso no es sensacional?
No, no quiero sonar presumida ni nada por el estilo – Bua ja ja JA!- pero no podía callar semejante dicha. Desde que es la primera vez que subo a un avión –y nunca diré que tuvieron que noquearme para poder volar con tranquilidad-, hasta que pude ver con mis propios ojos –miopes como son- que efectivamente el Golden Gate existe  Yeaaahhh-.
Ah, con que ustedes también piden que les demuestre, como a Mi misma, que sí estuve allí, pos aí tá: